Enjoy it and comment!
Thank you for reading. :)


miércoles, 29 de junio de 2011

5..

Vuelve, emprende el camino de vuelta, de retorno; gírate y mira en el espejo la de corazones que he dibujado desde que te fuiste, desaparecieron cuando el vacío que dejaste en la habitación se encargó de borrarlos, de negarlos y hacerme guardarlos.
Quédate, quédate a mi lado todo el tiempo que tardes en buscar en mi corazón un sólo rincón en el que no haya escrito tu nombre, porque no lo vas a encontrar, y así podré tenerte conmigo toda la vida, hasta que el tatuaje de tus labios se filtre en mi piel como la arena entre las manos.

Apúf.

A veces es todo una mierda, nada tiene sentido, de vez en cuando no quieres nada más que no sea dormir indeterminadamente hasta que la mala racha acabe.
No sé, hay momentos en los que te planteas si merece la pena luchar por un sueño, porque hay tantos obstáculos que tú mismo te has puesto de por medio, que dudas. Te preguntas si de verdad servirá de algo tanto esfuerzo, tantas batallas contra tu propio subconsciente, tantas lágrimas que has derramado únicamente por tu culpa.
Y es que duele, y te hieres, y se te coagula la sangre, y el corazón no bombea mas que mentiras y palabras que sabes que no piensas en realidad; y es entonces cuando tu orgullo aparece y sacas la parte cruel que todo individuo posee, y haces daño, y hieres a tus amigos, y sientes como se te congela el corazón y se te derrite el cerebro porque ya no piensa nada, no actúas como quisieras.
En ese momento se te planta delante la llamada NECESIDAD, ¿de un abrazo? ¿de un beso? ¿de unas palabras que te saquen la más pequeña sonrisa?
Puede que necesites más que todo aquello, puede que necesites crear un paréntesis alrededor de esas personas a las que sabes que sacarán la sonrisita de siempre, porque sin darte cuenta y sin querer conseguirás acabar con la de ellos.
Sufrimos un descontrol de la mente y los sentimientos total, es como navegar en un barco que no tiene timón ni vela con la que avanzar, en la que no hay remeros que te apoyen porque tú mismo quisiste echarlo por la borda
.

domingo, 19 de junio de 2011

Saber apreciar.

A mi no me hace falta perderle para saber que lo que tengo es realmente valioso e importante, necesario y no precisamente abundante.
Pocas personas entienden o se percatan de lo que en verdad es para ellos 'ese alguien', poca gente reconoce
que 'ese alguien' es quien nos acompaña a caminar aún deambulante.

miércoles, 15 de junio de 2011

Puf.

Que soy pesimista me dicen, ¿piensan que no lo sé ya? Anda, haber si me van a decir a mí quién y qué soy, porque van mal, lo sé, demasiado bien tal vez.
Pero hay motivos, siempre hay alguno que me haga estar mal, siempre está ahí ese 'pero' o ese 'es que', no fallan, lo arruinan todo cuando más feliz estás, cuando más esperanzas le pones a algo aparece la típica frase: Tengo que decirte algo.
Y entonces toda esa magia se va al traste, desaparece sin ton ni son, sin dar explicación alguna, aunque en verdad ¿para qué me iban a decir el por qué de echar abajo mi moral y autoestima día tras día? Quizá sea mejor dejarlo en una pregunta que no responderá nadie porque no tendrá suficiente valor para hacer frente a las consecuencias. Porque sí, he dicho que sé quien soy, y sí, soy la tía más borde que te puedes echar a la cara, pero si no te gusta te callas, o me criticas también, si total, sería tradición, costumbre.
Costumbre de hacer oídos sordos y tragarme todas vuestras tonterías de niños inmaduros que se aburren y no tienen vida propia. Porque yo pensaba que no, pero sí existe la gente que no tiene vida propia, aquellos que necesitan meterse en la de los demás y tratar de acabar con ella para que no sea así, más penosa que la de ellos mismos.
Con esto no quiero decir que me deis asco, porque las arcadas las provocan sólo unos pocos. Lo que quiero dar a entender es que ¿de qué os quejáis? Si estoy mal, me dejáis, que se me pasará, que siempre son las mismas razones y os aburro con ellas, hasta yo misma me canso de que mis lágrimas lleven inscritos los nombres de mis problemas.

Una mierdecilla más

No te alteres, no empieces a atragantarte con palabras que luego te harán daño, con todas esas cosas que piensas pero que no sientes, esas otras que dudas y que tal vez que te preguntas todos los días, llamémoslas dudas existenciales.
Respira por favor, pero hazlo por mí, y por ti, en fin, hazlo por nosotros. Porque no quiero que esto acabe sin una razón de peso, y menos aún porque rabia como ésta tapona la salida del aire que necesitas, el cual yo no, ya te tengo a ti ¿qué más?
Sólo algo más, quiero que me quieras, quiero que me ames como nunca antes lo has echo, que me recuerdes todos los días que teniéndome al lado me echas de menos y que si por ti fuera te convertirías en cada latido de mi corazón para estar en mí, para ser mi motivo de vida.

lunes, 13 de junio de 2011

Para entender.

Estaban en silencio tras haber hablado un largo tiempo, pasaban segundos que posiblemente no malgastaran, no hace falta palabras para expresar sentimientos.
Él giró la cabeza ligeramente, mirándola a los ojos, sonriendo entonces de forma casi inconsciente, como si tuviera delante una estrella del cielo, algo que le dejó asombrado, como de costumbre le solía pasar con ella.
Tragó saliva varias veces, dejando ver como pasaba ésta por su garganta una y otra vez. Se podía ver su nerviosismo a kilómetros de distancia aunque para entenderlo haría falta algo más que oír lo que parecía que quería decir.
-Te echo de menos.
Susurró en muy pocas palabras, cuando al fin le echó valor. Cuando se dio cuenta de que el mundo no corre, sino vuela, y que las horas pasan tan rápido que ni un año entero bastaría para expresar todo aquello, por lo que decidió empezar, aunque no sabía, ni idea tenía, si algún día llegaría a acabar.

domingo, 12 de junio de 2011

Ataque de inspiración, 12 de la noche.

Y después de dos meses aún recuerdo los momentos que pasé contigo, inolvidables totalmente, aquellos en los que no cabía más felicidad dentro de mí.
Eran minutos que pasaba a tu lado, horas en las que trataba de no concienciarme demasiado de tu asistencia, tiempo que desde el principio he sabido que no malgastaba.
Y es que tener tus brazos sobre mis hombres a la noche, tus manos en mi cintura por el día, y tus labios sobre los míos a cada momento, fueron uno a uno pequeños regalos que posiblemente nadie llegue a entender nunca, cómo esos detalles pueden hacer a alguien sentir tan especial, o sonreír tan exageradamente como si las comisuras de los labios quisieran rozar el cielo.
Lo peor fue que no cumplí mi propósito, me dejé llevar y terminé por pensar que te tendría conmigo una eternidad, un tiempo indeterminado, pero largo, muy largo, como los días son desde que no te veo delante de mí cada mañana cuando despierto.

Inspiración en una pizzería.

Hoy es uno de esos días en los que me da igual admitir que te echo de menos y que me cuesta seguir adelante sin ti.
Hoy es uno de esos días en los que me parece verte y oír tu nombre allí a donde voy, como si el mundo quisiera torturarme y disfrutara con ello.
Hoy todo esto me hace daño y no tengo miedo de gritarlo a los cuatro vientos porque no hay nadie que me pueda hacer callar, negando lo evidente, lo que siento.

sábado, 11 de junio de 2011

Talk about love, talk about everything.

Hablemos de amor, y de sentimientos, y de todo eso que recorre nuestro cuerpo una y otra vez cuando nuestros labios entran en contacto.
Tratemos el tema del desconcierto que nos crea saber que ese abrazo no durará eternamente, la rabia y el egoísmo que se apodera de todo nuestro ser, haciéndonos posesivos con la persona que provoca esa forma de sentir.
Y ya que nos ponemos, podemos gastar saliva en cerrar cartas de esas que nadie lee porque a nadie le importan, de esas que nadie escribe porque luego todo se sabe. Podríamos escribir en un folio lo que pasa por la mente de cada uno en una situación determinada, podríamos hablar sobre la sensación tan espectacular que origina el encuentro de dos viejos amigos, o sobre las lágrimas que una persona llega a derramar al cabo de un año; que a nadie le iba a importar eso, porque lo tienen por cosas sin sentido que al cabo de los años cambiarán a peor, teniendo así que sobrevivir en una sociedad llena de pesadas piedras con una mínima capacidad intelectual que no será utilizada sino para aparearse sin control alguno.
Por último, pongamos como posdata aquello que nos incomoda y hace nuestra vida más complicada, y nuestro día a día menos llevadero y más rutinario. Hablemos de todo esto que nos pasa, de todo lo demás que no, pero que quisiéramos que nos pasara. De la desigualdad y la injusticia, que algunos dicen no existir ni saber de ella, convirtiéndose en unos cuantos mentirosos más en este mundo lleno de falsedades.
Firmemos con sinceridad como la gente inconformista y valiente que acepta las cosas como son y las dice a la cara sin miedo alguno a que ese abrazo termine, a que ese beso no se repita o a que la navaja de ese delincuente de sentimientos y demás mierdas perfore nuestro corazón haciendo brotar palabras que de cualquier manera se podrían juzgar.

viernes, 10 de junio de 2011

23:25; Ataque de los míos.

Hoy me he levantado egoísta, tanto que he decidido que te quiero para mí sola, que no dejaré que nadie se interponga, que nadie acabe con todo; el motivo eres tú.
Eres tú y esa sonrisa que consigue tintar hasta la más oscura nube que pasa mañana tras mañana por el cielo que cubre mi ciudad, la que lejana está, por desgracia, de la tuya.
Eres tú y esa piel morena que llama la atención, que te invita a rozarla, a acariciar cada centímetro de ella, a recorrer cada rincón con la yema de los dedos, a descubrir qué se esconde bajo sus poros.
Eres tú y esa forma en la que te ríes y contagias la risa, y me haces llorar de pura felicidad, consigues que por fin, tras tanto tiempo, tenga algún motivo por el cual no derramar más lágrimas que impliquen tristeza.
Eres tú, esa persona tan imposible e imperfecta, tan distinto a los demás, tan especial, tan indescriptivo a veces.
Aquel con el cualquiera sueña y nadie sabe que puede tener a su lado, que por alguna casualidad se cruza con él día tras día; yo no tuve esa suerte, para mí, verte de mi mano cuando voy por la calle es tan solo una ilusión que pronto haré realidad; y no voy a dejar que ninguna otra sepa lo que es tener a alguien como tú consigo.
Porque no te merecen, a veces hasta yo dudo de que lo haga. Pero no por ser menos o por no valorarme, cosa que sé que hago, por muy mal que esté. Sino porque muchas veces me paro a pensar, cómo poder ofrecerte todo lo que tú a mí me regalas con un simple 'te quiero'; sin apenas darte cuenta, de que a mi forma de ver, esas dos palabras, viniendo de ti, son un mundo en el que solo nos veo a nosotros dos, felices, juntos.

martes, 7 de junio de 2011

5.


Cuéntame el secreto de tu sonrisa; qué aguarda bajo esos finos labios, qué susurra tan bajito que ni yo, que acaricio su contorno día tras día, sé lo que dice.
Y trata de explicarme por qué en tan poco tiempo, algo pequeño pero con un valor tan grande, se hace realmente inmenso y llega a hacerse ocupa de un lugar diminuto como puede ser el corazón del ser humano.
Dime también cómo creas todas esas palabras que acaramelan el despertar de cualquiera, dime que tienen para conseguir tal acto heroico que ni el mismísimo superman podría hacer que se diera.
Tan sólo háblame de lo que deseas, de lo que quieres, que yo te lo daré en bandeja; pídeme hasta la última gota de sangre que pueda estar de visita por lo que llaman venas; suplica al cielo que el momento que vives no termine nunca por el simple echo de tenerme contigo.. Ya que para entonces, ya no habrá deseo que a mi me sea concedido, porque se habrá echo realidad desde que la silueta de tus labios se dejaron entrever sobre los míos. Algo que parece insignificante y en realidad se acerca a lo que es un mundo.

lunes, 6 de junio de 2011

Mierda de día.


A veces no es todo tan bonito como esperamos o deseamos.
De vez en cuando llueve, y ni el sol más reluciente podrá hacer que esas nubes, que ocupan todo el terreno en que habitáis, desaparezcan.
Es un poco complicado el modo en que solemos ver las cosas y los problemas, a veces como tonterías, otras veces como si se estuviera acabando el mundo. Pienso que todo tiene su importancia, pero en su justa medida; recordemos que el exceso nunca es bueno.
Y ahora bien. ¿Por qué soy tan hipócrita? Es asquerosa la manera en la que me miento a mí misma diciendo 'estás bien y no pasa nada porque suceda lo que suceda voy a estar feliz'. Que forma más estúpida de engañarme como si fuera una niña pequeña que todo lo cree y todo lo cree saber.
No soy sabia, no soy ninguna filósofa ni psicóloga; pero de momento sí que logro entender el por qué de mis actos y de mis no verdades.
Es más sencillo apreciar algo que no existe y que nosotros mismo creamos, que algo realista y frío como el día a día que podría destruirme en un solo segundo si lo viviera sin ninguna mentira.

domingo, 5 de junio de 2011

Dos meses.

He soñado que te besaba, sí grandote a ti. 
Muchos psicólogos dicen que sueñas con lo que deseas, así que tú para mí debes de ser como una obsesión, tal vez algo necesario. 


Ha pasado un mes y algunos días más y cada día estoy más segura de todo esto; trato de concienciarme y pensar que faltan unas pocas semanas para hacer realidad mi absurdo, simple y realista sueño; aún así, el nivel de la pendiente de éste, mi camino, no para de crecer. A veces siento mis pies resbalar, noto como realizan el amago de perder por completo el equilibrio; escalando ésta montaña interminable y desfigurada, la que antes se asemejaba a mi vida, al sendero anteriormente llano que debo seguir, y que de hecho, sigo.
Pero pese a todas estas dificultades, continua teniendo una cercana razón que me obliga a aferrarme a las rocas y piedras que envuelven la tortuosa y oscura carretera de mi día a día.
Ahí estás tú, razón de todos mis actos, dueño de mis palabras y poseedor de mis pensamientos. Ahí estás para tenderme la mano firme y seguro; esa extremidad que tan sólo por pertenecerte logra hacerme sentir agusto y protegida de todo inconveniente, la misma que orgullosa debería de estar de formar parte de ti o de no tener que soportar el dolor que provocan 611 kilómetros.


Y es que si te paras a pensarlo, es complicado entender cómo nos elegimos, o cómo el destino lo hizo; nos ha tocado sufrir por quien amamos, pero en algún momento, tengo la esperanza, de que nos será recompensado todo esto.
Puede que haya una meta al final, en el pico de la montaña, dónde tú estarás para cederme el aire que tuve que exhalar mientras subía y subía.
Será algo sencillo, grandote. será la forma de hacer realidad ese sueño.

viernes, 3 de junio de 2011

Impera.

Mírame para entender una vez más cómo llegamos a este punto; dedícame una sonrisa, la última, esa que deseo sincera y será la más falsa de todas; inténtalo, trata de convertirme en quien buscas, en quien confiarás aunque sepas a ciencia cierta que ya no seré la misma.
Escúchame, acércate a mí y óyeme, escucha lo que te digo, lo que grito a todos, para que se percaten de lo que ha existido; y hazles conocer toda la verdad y todos los planes que ya no serán. Dime, dime esas cosas que tanto me gustan, expresa sentimientos disfrazados de palabras, cuéntame a susurros una historia, una de esas de las que nunca acaban, y hazla solo nuestra, no permitas que lo que antes era, ahora no sea y se vaya.
Llórame, dame el permiso suficiente para observar tus lágrimas, para beber de ellas cuando ya no me quede nada.

Pero antes déjamelo conseguir, déjame guiar tus pies allí a donde vayan los míos, para que podamos entonces, seguir el mismo camino.

Tutoría; depresión, contradicciones.

Creo que a veces no es mejor lo que debemos, sino lo que queremos. Pienso que a veces hay que tener en cuenta lo que nos dice el corazón; esas cosas que susurra tan bajito, por el miedo que retiene en cada bombeo. Bombeo de sangre en el cual nos habla y nos da a entender que según su lado consciente tiene la obligación de dejar paso a los gritos superpuestos de la conciencia, los que van a decirnos alzando bien alto la voz, que no tenemos permitido actuar cómo los latidos indican. 

-El mundo está creado por diversas contradicciones.-

Inspiración tras el examen de historia.

Qué difícil ha sido llegar hasta aquí. Pero ya estamos listos para el último paso. O saltas o no saltas.
Yo sí voy a hacerlo; voy a dejarme llevar por todos estos impulsos que me corroen y que me invitan a olvidarlo todo. ¡Que todo se acabe! Que nada más sea nunca más importante para mí, que el hecho de haber tenido el valor el saltar.
Y es que todo lo que he subido hasta alcanza este exhausto estado, merece la pena tan sólo por el poco esfuerzo que he puesto en el camino. complicada subida de la que a veces pensaba que iba a caer, y desaparecer como haré dentro de un paso.
El paso que me lleve a lo que he temido y que ahora deseo por miedo a haber vivido.