Enjoy it and comment!
Thank you for reading. :)


domingo, 12 de junio de 2011

Ataque de inspiración, 12 de la noche.

Y después de dos meses aún recuerdo los momentos que pasé contigo, inolvidables totalmente, aquellos en los que no cabía más felicidad dentro de mí.
Eran minutos que pasaba a tu lado, horas en las que trataba de no concienciarme demasiado de tu asistencia, tiempo que desde el principio he sabido que no malgastaba.
Y es que tener tus brazos sobre mis hombres a la noche, tus manos en mi cintura por el día, y tus labios sobre los míos a cada momento, fueron uno a uno pequeños regalos que posiblemente nadie llegue a entender nunca, cómo esos detalles pueden hacer a alguien sentir tan especial, o sonreír tan exageradamente como si las comisuras de los labios quisieran rozar el cielo.
Lo peor fue que no cumplí mi propósito, me dejé llevar y terminé por pensar que te tendría conmigo una eternidad, un tiempo indeterminado, pero largo, muy largo, como los días son desde que no te veo delante de mí cada mañana cuando despierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario