Enjoy it and comment!
Thank you for reading. :)


miércoles, 15 de junio de 2011

Puf.

Que soy pesimista me dicen, ¿piensan que no lo sé ya? Anda, haber si me van a decir a mí quién y qué soy, porque van mal, lo sé, demasiado bien tal vez.
Pero hay motivos, siempre hay alguno que me haga estar mal, siempre está ahí ese 'pero' o ese 'es que', no fallan, lo arruinan todo cuando más feliz estás, cuando más esperanzas le pones a algo aparece la típica frase: Tengo que decirte algo.
Y entonces toda esa magia se va al traste, desaparece sin ton ni son, sin dar explicación alguna, aunque en verdad ¿para qué me iban a decir el por qué de echar abajo mi moral y autoestima día tras día? Quizá sea mejor dejarlo en una pregunta que no responderá nadie porque no tendrá suficiente valor para hacer frente a las consecuencias. Porque sí, he dicho que sé quien soy, y sí, soy la tía más borde que te puedes echar a la cara, pero si no te gusta te callas, o me criticas también, si total, sería tradición, costumbre.
Costumbre de hacer oídos sordos y tragarme todas vuestras tonterías de niños inmaduros que se aburren y no tienen vida propia. Porque yo pensaba que no, pero sí existe la gente que no tiene vida propia, aquellos que necesitan meterse en la de los demás y tratar de acabar con ella para que no sea así, más penosa que la de ellos mismos.
Con esto no quiero decir que me deis asco, porque las arcadas las provocan sólo unos pocos. Lo que quiero dar a entender es que ¿de qué os quejáis? Si estoy mal, me dejáis, que se me pasará, que siempre son las mismas razones y os aburro con ellas, hasta yo misma me canso de que mis lágrimas lleven inscritos los nombres de mis problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario