Enjoy it and comment!
Thank you for reading. :)


viernes, 15 de julio de 2011

Otro ataque de esos míos.

Volver a sentir mis dedos resbalar por tu espalda como si fueran centímetros prohibidos, como si no tuviese tiempo suficiente para acariciar cada parte de tu cuerpo, como si la Tierra fuera a explotar de un momento a otro. 
Porque cuando tus manos no tocan tan solo uno de mis componentes, no soy yo. 
Y cuando el motor falla, de nada sirven las ruedas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario