Enjoy it and comment!
Thank you for reading. :)


jueves, 25 de agosto de 2011

Nada es lo que parece cuando no parece nada.

Lloro cada mañana para tener una razón por la que creer que aun estoy viva. Cierro los ojos y me tapo los oídos esperando escuchar algún que otro golpeteo de mi corazón el cual latirá si corrobora lo anteriormente dicho.
Duermo cada noche abrazada a aquel peluche, dándole un beso antes, creyendo que me lo devolverá y así sentirme más persona al dormir. Me paso fotos al móvil de un pasado cercano, un pasado que espero que se convierta en un futuro con una lejanía casi transparente.
Miro a la nada cuando tampoco estoy haciendo algo, haciendo así pensar a la gente que verdaderamente poco queda con vida en mi interior; hacerles pensar que no estoy en este mundo, que me he marchado de viaje a otro, que ese viaje será eterno y crónico, que la eternidad será infinita hasta que tú no vuelvas.


Y vuelvo a llorar también por la tarde, aún sabiendo sin estar segura que sigo viva; y no digo que sigo en pie, porque mis piernas no me mantienen, y no digo que sigo hacia delante, porque mi cabeza no hace más que mirar hacia atrás, desmiento que mi mente funcione porque no pienso que lo haga, simplemente, no pienso.
Ya no duermo, y mantengo los ojos cerrados esperando que la noche termine pronto para levantarme de nuevo a la mañana y continuar con las incesables lágrimas, sin haber soltado el peluche ni un solo momento, sin haberme olvidado de ese tonto beso que solo lo dan las niñas pequeñas e ingenuas, debo de haberme convertido en una de ellas, pues supongo que tú te llevaste lo poco que tenía de razón y consciencia.
Mi móvil conserva esos recuerdos, todos aquellos que ya no son presente y tardarán en ser futuro, aun tratando de creer que pronto estará conmigo.
Continuo observando algo que ni siquiera yo sé que existe, sigo haciendo pensar a la gente acerca de mí, cada vez son cosas más tristes. 
Eso sí, ya estoy en mi mundo, aunque nadie sepa cual es, y sólo él tenga la clave para entrar.


domingo, 14 de agosto de 2011

Erótico (?)

Voy a confundir el roce de las sábanas con el de tus manos, donar mi alma a cambio de tu noche. Saborearé cada centímetro de tu cuerpo para que tu hagas sudar hasta a mis rincones más secretos. Atar tus muñecas a las mías, entrelazarlas y sentirme completa unos segundos más tarde, cuando te otorgue el derecho de poseerme en todos los sentidos, en todo momento, cuando el corazón quiera gritar, cuando tu desees que el reloj pare y el momento se haga eterno.

domingo, 7 de agosto de 2011

From Valencia again

Y el que nació con el mar, morirá en él. Porque los malos sabores de boca que te llevas a lo largo de la vida se sanan con lo salado de sus aguas, con los movimientos de sus olas y el perfume que deja en tu pelo la brisa que levanta tanta arena a lo largo de su eterno día a día.

Four months; camino Oliva.

Y pese a todo sigo sabiendo a ciencia cierta que es él y será para siempre conmigo; porque no hay a quien quiera más que a él, porque no quiero que me besen otros labios, ni quiero una persona que intente hacerme sentir como sólo él consigue hacerlo y es que es su sonrisa la que quiero ver tatuada en la almohada cada mañana. Él es él, y si digo que no digo otro igual no me equivoco.

lunes, 1 de agosto de 2011

From Valencia

Para el reloj que llevas en tu bolsillo, deja que pasen las horas y no las cuentes, porque cuanto más lo piensas más rápido avanzan las manecillas, y si el tiempo corre las lágrimas vuelan y la nostalgia se te presenta en la puerta dejando resbalar el dedo por el pomo hasta abrir heridas.