Enjoy it and comment!
Thank you for reading. :)


sábado, 17 de marzo de 2012

Sentimientos contrarios.

Después de haber estado setenta días sin ti y faltando tan solo once más, mi estado de ánimo no es el que esperaba.
Han sido dos meses y medio difíciles, casi inaguantables, duros y fríos. Tengo que admitir que cuando te fuiste pensaba que seria más sencillo; como de costumbre me equivocaba.
Me ha costado dos y hasta tres semanas habituarme a estar sin ti, de hecho, este enero de 2012 ha sido el enero más complicado de mis dieciséis años de vida.
Recuerdo haberme colocado en frente de la mesa para cenar, y justo antes de sentarme en la silla haberme dirigido hacia la puerta y haber gritado: ¡A cenar!
No sé para qué, si tú no estabas ni ibas a responder.
También recuerdo haber tirado de la mesa hacia mí misma como hacíamos de costumbre. Tú te sentabas en el lado de la ventana, mi madre frente a ti y mi hermana y yo a cada uno de tus lados. Pero esa vez, después del siete de enero, no haría falta sacar la mesa porque nadie iba a ocupar tu lugar.
Y después de todo aquello y de llorar como si en lugar de haberte ido tú, hubiera desaparecido mi alma, puse tu nombre a todas las personas que me rodeaban.
Sí, ciertamente era triste, siendo sincera, era mucho peor que eso.
Pero ahora aquí estoy. Ha pasado un tiempo que ahora me parece corto pero sé que ha sido eterno y... Empieza la cuenta atrás para poder sentirme bien, y todo el mal que estaba dentro de mí cuando te fuiste, salga de mi cabeza para no recordarlo hasta que de nuevo tenga que decirte adiós...
No sé cómo sentirme, estoy confundida. Debería de ser la chica más feliz del mundo, y lo soy, pero no sé demostrarlo, es como si en mi interior hubiera algo que me impide estar como quisiera.
Por ahora, sólo quiero ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario