Enjoy it and comment!
Thank you for reading. :)


viernes, 1 de junio de 2012

Te extraño demasiado...

Hoy, y desde hace tan sólo poco más de una hora, te necesito aún más de lo habitual.
Podría decir que la envidia es un sentimiento que complica mi supuesta capacidad de poder vivir sin ti a mi lado. Tantas manitas, tantos abrazos, tantas palabras dulces, tantas miradas y tanto amor. Tanto todo que logran que sienta que no tengo nada. 
Te echo de menos, aunque no sólo a ti. Echo de menos todo lo que tiene que ver contigo, tu voz, tu risa, tus ojos, tus abrazos, tus noches en las que yo ocupaba el papel protagonista, tus palabras que aún se repiten en mi cabeza... Tú, nosotros. 
Pero pese a saber desde un principio que esto iba a ser así, a mí me importó poco, y aún lo hace. Porque cada día que pasa, dejando a un lado los lamentos, es un día menos que me queda para tenerte de nuevo. 
Quiero verte. Deseo verte. Necesito verte. Siento ansias por verte. Por verte delante mío, abrazándome. 
Lo peor de todo esto es que las palabras no son suficientes. Ahora mismo lloraría un millón de lágrimas y gritaría al mundo que sin ti no puedo, pero tengo que poder, tengo que poder seguir adelante y aguantar como siempre he hecho. Porque dicen que llorar no es de cobardes, sino de valientes que no tienen miedo de expresar sus sentimiento. A mí aún me falta coraje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario