Enjoy it and comment!
Thank you for reading. :)


miércoles, 31 de octubre de 2012

Aprender a recordar sin que duela.

¿Sabes? Mi vida ha cambiado mucho desde que estoy sin ti.
Había tomado por costumbre extrañarte y vivía en una rutina en la que resultaba increíble el poder vivir sin tenerte aquí.
Hace tiempo hablaba de un ''últimamente''. ''Últimamente te recuerdo más de lo habitual. Últimamente no sé qué hacer además de pensar en ti y en que no estás conmigo. Últimamente no soy dueña de nada de lo que hago porque mi razón y mi corazón no me pertenecen. Últimamente, y siempre que intento distraerme, caigo en la cuenta de que todo está relacionado contigo y de que olvidarte es imposible.''
Hace una semana me di cuenta de que habría merecido la pena besar el suelo que pisas. Hace una semana también abrí los ojos, y vi por fin que había estado equivocada.
Y hoy, hoy sé que puedo vivir sin llorarte, que puedo sonreír al pensar en ti y en los bonitos recuerdos que dejaste. He comprendido que no sirve de nada esforzarse por algo que no tiene arreglo, que aunque ''quien no arriesga no gana'', tampoco pierde. He aprendido a permitirme el privilegio de la duda, la de si aún me quieres o no, la de si estarás pensando en todas nuestras noches interminables, la de si piensas en mí cuando la besas a ella, la de si prefieres sus besos a los míos.
Y ¿sabes qué? He aprendido a ser feliz y a evitar el dolor. Sin embargo, eso no quiere decir que te haya olvidado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario